Pogonas como mascota

pogona pequeña y pogona grandeEl popular dragón barbudo o Pogona vitticeps es un agámido de talla media que rara vez sobrepasa los 45 cm de longitud. Son robustos, de patas cortas y cuerpos compactos con grandes cabezas y enormes bocas. Su aspecto pinchudo con la garganta plena de espinas y las hileras puntiagudas de sus costados les ha valido este sobrenombre tan popular de dragones barbudos. No obstante, su nombre científico ya las delata, pues pogon significa “barba”. Esto es aún mas notable cuando el Pogona se encuentra amenazado, momento en el cual incha su cuello además de aplanar y estiras su cuerpo, pareciendo mucho más grande, amenazante y lleno de púas de lo que en realidad es. No en vano, las púas del pogona no son aceradas al tacto. Salvo cuando tiene la piel estirada que pueden pinchar un poco, pero no es nada serio ni tampoco es común que en cautividad exhiban este comportamiento.

Los pogonas son además criaturas glotonas por naturaleza. Lagartos omnívoros que intentarán engullir cualquier cosa que calculen entre por sus fauces: un cantarín grillo, otro lagarto inferior en talla, un pequeño mamífero o una jugosa ensalada de canónigos. Así es, los pogonas son reptiles oportunistas y voraces, y es por esta faceta suya por la que nos será fácil ganarnos su confianza. En poco tiempo de mantenimiento cualquier Pogona vitticeps llegará a comer de nuestra mano. Literalmente hablando.

Es quizás ésta la cualidad que más queridos y adorables hacen a nuestros pequeños dragones. Cualquier que halla mantenido a un dragoncito barbudo se habrá visto sorprendido de lo rápido que se aclimatan a la presencia humana y se vuelven confiadas con nosotros. Son reptiles espabilados, y aprenderán raudos cual es su hora y su espacio para comer. Y disfrutar con ellas de las sesiones de free roaming es un valor añadido al mantenimiento de estos ya de por si interesantes agámidos australianos.

pogona en su terrarioNo obstante que el entusiasmo no te deje llevar; sí, el Pogona vitticeps es un saurio frecuentemente amistoso y confiado, es un animal duro que no requiere excesivos cuidados y de un porte espectacular. Pero, también tiene unas necesidades básicas que incluyen iluminación UVB especializada (como cualquier reptil diurno), un terrario de tamaño considerable,y además su metabolismo y glotonería supera en mucho a la de la mayoría de los reptiles que comunmente se suelen encontrar en las tiendas especializadas en reptiles, así con todo esto solo comentar que los consumos de electricidad y “víveres” para nuestro Pogona son algo a tener en cuenta para la economía familar.

Sin embargo, si te decides a adquirir un Pogona vitticeps o dragón barbudo, a tenerlo en las condiciones idóneas, y planificas todo lo necesario para su correcto mantenimiento, tendrás en casa la mascota exótica mas simpática y agradecida que te puedas imaginar !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *